La primera cita y un poco más allá


Si sientes que quieres invitar a alguien a salir, solo hazlo. Así como con la llamada telefónica, no pienses de más esto. Si quieres hacerlo, solo hazlo. Hay una selección muy amplia de lugares para invitar a alguien a salir. Puedes invitar a una cena, al cine, a un partido, a un concierto, etc. Todo depende de la personalidad de la persona con la que vayas a salir. Asegúrate de elegir un lugar donde la otra persona se sienta segura. Hacer esto garantiza que la otra persona estará feliz y relajada y por lo tanto, tu también. Asegúrate de ir impecablemente vestido para la primera cita, pues ya se sabe que la primera impresión es la que cuenta.

Ni muy rápido, ni muy despacio

En tu primera cita con alguien asegúrate de no ir ni muy rápido ni muy despacio. Si te sientes muy atraído por esa persona solo díselo. Si quieres decirle a la mujer que tiene ojos muy bonitos, díselo. Si quieres decirle al hombre algo, solo hazlo. Sin embargo, asegúrate de no moverte muy rápido. Si eres una mujer, asegúrate de no besar en la primera cita. Hazlo esperar un poco. De esta manera, estarás segura que él realmente está interesado. Si lo besas no lucirás muy seria. Si eres un hombre no trates de llevarla a la cama en la primera cita. Ella pensará que estás buscando sexo por una noche y no saldrá contigo otra vez. Cada caso es especifico, solo asegúrate de no ir ni muy rápido, ni muy despacio. Ambos caminos llevan a una vía solitaria.

El primer beso

El primer beso es probablemente el beso más importante que le darás a la persona que amas. Es una gran cosa. El primer beso ideal es apasionado. No demasiado largo, de 15 a 20 segundos seria lo indicado. Pero lo más importante es que lo sientas. Si das todo tu corazón y tu alma, la otra persona probablemente pensara que fue un primer beso magnifico.

Una vez que encuentres el amor, no lo dejes ir

Aunque encontrar el amor es el aspecto más difícil del proceso, mantener el amor es también desafiante. El principal enemigo de una relación es la rutina. Tienes que luchar contra ella con todo lo que puedas. Incluso la relación más hermosa puede romperse por la rutina. Depende de ti hacer algo al respecto.

Di te amo


No hay una frase más poderosa. Úsala constantemente. No tengas miedo de decirla. Cuando dices esta frase sintiéndola realmente puedes detener cualquier pelea, puedes arreglar cualquier cosa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sistemas de climatización

Ideas para invitaciones de boda

Bebes Victoria